Técnicas de aprendizaje: El subrayado

18 febrero 2009

rotuladores Subrayar es fundamental a la hora de estudiar por varias razones:
1. Contribuye a fijar la atención en lo que tienes que estudiar.
2. Evita las distracciones y la pérdida de tiempo.
3. Favorece el estudio activo y el interés por captar las ideas fundamentales.
5. Facilita el repaso rápido, la confección de esquemas, resúmenes y demás formas de síntesis de los contenidos.
6. Constituye una ayuda determinante para comprender el contenido de un tema y retenerlo, al ser la base de estudio de asimilación y memorización.
7. Porque es la base para poder realizar un buen resumen, un esquema, un mapa conceptual…
CÓMO SUBRAYAR:
1. Haz una primera lectura del texto para localizar el tema de que se trata. No subrayes nunca en la primera lectura.
2. Haz una segunda lectura menos rápida para entender el significado de las palabras y de las frases y comienza a subrayar.
3. Subraya:
a) Las ideas fundamentales
b) los conceptos o palabras clave
c) las palabras de unión (por qué, pues, en cambio, pero…)
d) Nunca subrayes una frase entera.
e) Todo el subrayado, en el momento de leerlo, ha de tener un sentido y una relación, aunque parezca un telegrama.
4. Para resaltar diferentes aspectos puedes utilizar rotuladores fluorescentes o lápices y bolígrafos de colores, pero no abuses de los “colorines” -porque distraen- ni de los rotuladores fluorescentes -porque cansan la vista-. Un lápiz de doble punta (azul y rojo) es suficiente.
5. No subrayes nunca una idea que no has comprendido (márcala con un (*) u otro signo que utilices, para consultarla con el profesor o un compañero). Tampoco subrayes nunca una palabra cuyo significado desconoces (utiliza el diccionario).
6. Subraya sólo tus libros y tus apuntes y no estudies nunca con los subrayados de otras personas.

Si quieres, puedes llevar al Dpto. de Orientación un texto subrayado por ti para que veamos qué tal lo haces.


Cómo mejorar: un poco de todo

30 enero 2009

selloLo más importante es que estés dispuesto a esforzarte todos los días. Además de eso…

  • Para estudiar usa un silla cómoda pero no demasiado.
  • La iluminación ha de ser buena y debe estar situada al lado contrario de la mano con la que escribes. Por ejemplo es buena idea un flexo con una bombilla azul de 60 w . El resto de la habitación ha de tener una luz tenue.
  • Estudia en tu habitación. No en la cocina, ni en el comedor… Si no tienes sitio en casa búscate una biblioteca cercana.
  • La zona de estudio debe estar ventilada. Tus neuronas necesitan oxígeno. La temperatura ideal está entre 17º-20º (el frío te impedirá concentrarte y el calor te adormecerá).
  • La mesa ha de estar limpia y despejada de aquello que pueda distraerte (tele, equipo de música, juguetes, revistas, muñecos). Pero el lugar de estudio debe ser agradable.
  • No se estudia con música. Solo puedes escuchar música suave cuando hagas tareas rutinarias y que no requieran casi nada de concentración.
  • Prepara todo aquello que puedes necesitar para luego no tener excusas para levantarte. Bolis, agua, libros…
  • Es mejor el estudio individual, sobre todo en época de exámenes.
  • Planifica el estudio: hazte un horario de estudio para diario y uno especial para la semana antes del examen. Ten tu horario en lugar bien visible.
  • En el horario, procura alternar las materias. Deja lo más fácil y rutinario para el principio y el final de las horas de estudio.
  • Los periodos de estudio serán de unos 50 minutos alternando con 10 minutos de descanso. ( No prolongues ni un minuto los periodos de descanso que te fijes).  Aprovecha los periodos de descanso para: ir al servicio, merendar…
  • No abuses de la tele. Si hay algún programa que quieras ver, inclúyelo en tu horario de estudio como un periodo de descanso.
  • Si estás inseguro y crees que te faltará fuerza de voluntad, pide a tus padres que te ayuden a cumplir el horario. Lee el resto de esta entrada »